El músico: frente a la industria musical en el 2023 | Blog UVP

El músico: frente a la industria musical en el 2023

Por : Comunicación y Eventos

Han pasado 45 años del nacimiento del LP, 60 años del casete, 41 años del CD, 20 años de My Space y 17 años de que surgiera Spotify.

Pero ¿Cómo ha sobrevivido el gremio musical?

Durante este recorrido la música ha quedado inmortalizada en estos formatos, siendo estos la métrica para identificar que un tema, grupo o cantante ha sido todo un éxito. La industria musical ha cambiado y se ha profesionalizado con el paso de los años, pasando de lo análogo a una completamente digital; hoy en día escuchamos temas realizados con inteligencia artificial, dime quién no ha escuchado Thriller en la voz Valentín Elizalde o No me queda más en la voz de Pedro Infante. Sin duda la tecnología ha sido una aliada fundamental en la creación de contenidos.

Las plataformas digitales han ganado terreno frente a las presentaciones en vivo, donde en los últimos años hemos notado fenómenos donde las reproducciones son virales, pero la asistencia a los conciertos ha transmutado y en algunos casos seguro nos ha tocado vivir una cancelación por la poca venta de boletos.

Pese a ello, en México la fiesta siempre es parte fundamental donde nuestras celebraciones como bodas, cumpleaños e incluso la muerte va acompañada de mariachi o con música de viento. Es ahí donde el músico tiene una gran responsabilidad: la ejecución, siendo él la materia prima de toda obra musical y el responsable de que esa ejecución llene las expectativas del que asistió.

Para este 2023 entre nuevas tendencias y nuevas formas de percibir la música debemos replantear que el consumo actualmente se vive de singles y de la viralidad en redes sociales, donde esta juega hoy en día un papel importante. No obstante, el músico es el alma de cualquier pieza y su reconcomiendo va netamente desde lo inmaterial. Te imaginas poder haber escuchado el solo de guitarra de Santana en Woodstock en el año 1969 o poder escuchar en vivo She’s Lost Control  de Joy División con su línea de músicos original. Sin duda son escenarios que no podemos reemplazar y que una pieza en vivo a través de los músicos es un momento épico y netamente irrepetible.

La música es energía y ésta termina en vibraciones donde jamás es limitativa, la música tiene el poder transmitir e incluso llegar a personas con discapacidad auditiva a través de la línea de frecuencias. El cuerpo está inmerso en la vibración con la música, los sujetos entran en un arrastre activando todos sus ritmos corporales. La frecuencia cardiaca, la frecuencia respiratoria, las frecuencias hormonales y las frecuencias emocionales se coordinan con las frecuencias vibratorias del ritmo, tono o timbre musical, generando toda una atmósfera en eventos musicales.

Siendo parte de las bellas artes, la música denota la sensibilidad del ser humano, así como su lado creativo, y que aún después de la muerte tiene la capacidad de trascender a través de ella viviendo en la inmortalidad de una ejecución grabada en algún formato.

Este 22 de noviembre, celebración del Día Internacional del Músico donde entre lo religioso y la figura de Santa Cecilia los mártires creyentes en la música sobreviven a las nuevas tecnologías y a las nuevas tendencias musicales.

 

Playlist: https://open.spotify.com/playlist/0DRua2vMSdIrh53PjVfJT2?si=5a78e6a939834c02

Verónica Martínez Cerón

Centro de Capacitación Empresarial

capacitacion.empresarial@uvp.mx

Tel.  222 266 9488 Ext. 130

WhatsApp 221 231 7004

Horario de atención: lunes a viernes de 9:00-18:00 hrs